Durante la extensa trayectoria que ha recorrido como artista, Javier Santamaría ha logrado conjugar en su espectáculo la música, el humor adulto, sin faltarle al buen gusto, al nivel y a la reflexión,  apelando a las canciones de autores consagrados.

Es un largo camino hecho de canciones y escenarios que han llevado a este verborrágico cantante por los rumbos más insospechados recorriendo casi toda Europa como trovador y buscador incansable del hecho artístico, ese momento único por el que vale toda la energía depositada en el sendero.

Pasando por diferentes etapas desde sus inicios en el Café Concert ha compartido escenarios con grandes artistas.

Por lo azarosa, su profesión le ha permitido presentarse en Teatros y Club’s Nocturnos de Latinoamérica llevando a cada lugar un estilo inconfundible y un profesionalismo envidiables.

La TV nacional e internacional también lo ha convocado en diferentes ocasiones, desde especiales en la RAI para toda Europa allá a principio de los ‘80, época en la que vivió en España; como ATC y Canal 9, en programas musicales, a mediados de esa década.

Participó del Festival OTI de la Canción como autor, compositor, e intérprete. (1998)

                                                                                                               

Fue parte del elenco de "Fontanarrosa, música y humor" en el teatro Broadway, con la dirección de Nito Artaza durante el 2004.

                                                                   

 

                                                                      

 

Por su entrañable vínculo con Miramar después de tantas temporadas de cantarle, también fue su representante en la      "Expo Turismo de Buenos Aires en la Rural"

 

                                       

                                                                                               

La relación que ha forjado con el público a trascendido elevándolo al plano de amigo al que queremos visitar (en un espectáculo) o que queremos invitar a ese momento determinado a que comparta con nosotros un festejo.

De esta manera año tras año han sido cada vez más los eventos privados en los cuales Javier se destacó, pasando por las fiestas más íntimas y familiares hasta eventos de gran envergadura para empresas, multinacionales, bancos, laboratorios, etc.

Sería muy pretencioso intentar resumir toda su experiencia a unas cuantas palabras, por lo tanto es menester decir que hay mucha, mucha historia, y sobre todo seriedad.