El Brit Milá, la circuncisión, es el primer acto que determina el vínculo de pertenencia de un varón al Pueblo Judío.

A los ocho días de nacido, el Brit Milá deja en el niño judío una marca indeleble que sella su inscripción en el pueblo y en el devenir de su historia.

Para los judíos la circuncisión constituye el sello del pacto entre Dios y Abraham:

Brit = pacto; Milá = circuncisión - “Pacto de Circuncisión”.

Las reuniones para festejar un Brit deben estar repletas de alegría y para eso la presencia de un buen “divertidor” es imprescindible para enmarcar ese momento.

Por eso le sugerimos una consulta  telefónica y personalizada  al:

(5411) 15-4411-1785             VER VIDEO: