Cuando la alegría del nacimiento se produce con la llegada de una niña, será la colocación de su nombre hebreo la razón central de la ceremonia en su honor.

Este nombre reforzará su identidad, su conexión y su pertenencia a la milenaria tradición del pueblo Judío.

Y será esta ocasión una posibilidad para ser llamados a la Torá y agradecer en familia a Dios por la trascendencia de la existencia, en el paso de una generación a otra.

Tamaño acontecimiento merece un festejo acorde.

La música y la buena onda compartida junto a un “divertidor” como Javier Santamaría serán garantía de un momento inolvidable.

Comuníquese directamente con Javier al:

        (5411) 15-4411-1785               VER VIDEO